• Trastornos Músculo-Esqueléticos: contracturas musculares, tendinitis, etc.
  • Trastornos Respiratorios: resfriados de repetición, sinusitis, tos no productiva, etc.
  • Trastornos digestivos: colon irritable, estreñimiento, acidez, espasmos abdominales, etc.
  • Trastornos Genito-Urinarios: incontinencia, dolores menstruales, disparuenia, etc.
  • Problemas y seguimiento del Embarazo: dolor de espalda o ciáticas, dolor inguinal, etc.
  • Trastornos pediátricos: cólicos, vómitos, secuelas derivadas de la aplicación de ortodoncias, trastornos del sueño, hiperactividad, dificultad de aprendizaje, dislexia, alteraciones del crecimiento, etc.
  • Prevención de lesiones y de disfunciones en el organismo, que puedan comportar futuras molestias o enfermedades. Mejora del estado vital.
  • Otros: Estrés, migrañas tensionales, cansancio generalizado.