• BANDA GÁSTRICA VIRTUAL
    BANDA GÁSTRICA VIRTUAL
    7 de Noviembre de 2014

    QUÉ ES Y EN QUÉ SE BASA
    La Banda Gástrica Virtual llega a España después de varios años de investigación y de aunar conocimientos de psicología, nutrición, hipnosis y reprogramación subliminal. Este método se centra en acudir a la génesis del problema de la obesidad y el sobrepeso: las pautas de conducta alimentaria erróneas que después de hacer una dieta llevan a la persona a volver a engordar.
    Con esta terapia modificamos los patrones alimenticios de forma voluntaria por parte de cada paciente y definitiva.
    La banda gástrica virtual no compite con dietas, y el terapeuta no instaurará una dieta al paciente tampoco. Simplemente será una herramienta para cumplir esa dieta (en caso de que el paciente siguiera alguna) sin esfuerzos y para que abandonarla no sea el objetivo último.
    Muchas veces la obesidad y el sobrepeso no son más que un reflejo de problemas más profundos que alteran los hábitos nutricionales lógicos.
    Nacemos sabiendo cuánto necesitamos comer pero las convenciones sociales y educacionales van alterando esa información que venía dada.
    "Hay que comerse todo lo que hay en el plato, que hay muchos niños en el mundo que pasan hambre"
    "Si te comes todo, te doy un premio"
    "Fíjate, qué bien come el niño. Da gusto verle"
    "Vamos a tomar algo para celebrarlo"
    "Espera, que saco algo de picar"
    Son situaciones y frases cotidianas que están marcando actitudes a menudo poco saludables.
    Este método también aumenta la sensación de vitalidad, en poco tiempo el paciente se siente mejor, lo que fomenta la práctica de ejercicio físico limitado y adaptado a las condiciones de cada uno lo que propicia asimismo adquirir otro hábito que ayudará a conseguir el objetivo de bajar peso y no volver a recuperarlo.

    CÓMO FUNCIONA
    Mediante la hipnosis la mente subconsciente hace creer al estómago que queda reducido al tamaño de una pequeña pelota y por tanto se siente menos apetito, y la persona se sacia antes, bajando de peso progresivamente, sin efecto rebote.
    El paciente sigue comiendo de todo, pero en pequeñas cantidades, sin darse apenas cuenta, de forma saludable, disfrutando, saboreando realmente los alimentos. Esa disminución del ansía de comer propicia la pérdida de kilos y el cambio de hábitos alimenticios sin proponérselo.

    EN QUÉ CONSISTE
    El tratamiento consiste en cinco sesiones. La primera es algo más larga (unas dos horas y media) y en ella se hace el "implante" de la banda gástrica virtual.
    A la semana de esa primera sesión, se realiza la segunda , de una hora de duración.
    La tercera, cuarta y quinta se llevan a cabo a intervalos de quince días, por lo que la duración total del tratamiento ronda los tres meses.
    El terapeuta estará en comunicación continua con el paciente y semanalmente requerirá controles de peso.


    .

  • ¿ LLEVA TU HIJO EL ZAPATO ADECUADO ?
    ¿ LLEVA TU HIJO EL ZAPATO ADECUADO ?
    12 de Septiembre de 2014

    En los dos primeros años de vida de un niño su esqueleto y su sistema nervioso desarrollan toda la base para la bipedestación. Después va a andar muchos kilómetros a lo largo de su vida encima de sus pies (más de 2 veces el largo del ecuador).

    El pie consiste en 26 huesos y más de 30 articulaciones. Los muchos ligamentos y músculos que lo forman crean una estática correcta para aguantar el peso de todo el cuerpo y todo tipo de actividades, incluso las más bruscas y extremas. De gran importancia para la estática por ejemplo son los arcos del pie, tanto el longitudinal como el transversal. 

    Como todo el esqueleto del niño, los huesos de sus pies crecen hasta los 14 -16 años de vida antes de osificarse completamente. Los niños en líneas generales nacen normalmente con un pie perfectamente sano. Por ello resulta extraño que tantos adultos tengan problemas con sus pies y lamentablemente existen muchos niños ya con trastornos en el crecimiento de los pies. La mayoría de esos trastornos de crecimiento están causados por un calzado demasiado pequeño o por falta de estimulación nerviosa en las etapas primeras de la vida.

    ¿DÓNDE ESTÁ EL PROBLEMA A LA HORA DE ELEGIR EL NÚMERO?

    Los bebés y los niños cuando se prueban un zapato no saben decidir si les va bien o no. Y durante el uso de un calzado no pueden dar una información objetiva sobre sus percepciones a sus padres. Hay que tener en cuenta varios errores frecuentes:

    - Los pies crecen a ritmos diferentes en diferentes épocas. No se puede fijar un calendario sobre la evolución del pie para saber cuándo deberemos cambiar el número de calzado del niño.

    - Hay que tener en cuenta que un pie infantil es frágil y blando y es posible meterlo en zapatos hasta tres números más pequeños. 

    - Cada pie necesita suficiente espacio de deslizamiento para los dedos en la punta del zapato para dar un paso, tanto en adultos como en niños. Al ser un zapato infantil además hay que tener en cuenta el espacio que el pie necesita para su crecimiento. El espacio libre debería ser de un centímetro al comprar los zapatos.

     - Aparte del largo del zapato también importa el ancho. Los pies no deben estar apretados por los lados del zapato.

     CÓMO ELEGIR EL NÚMERO CORRECTO

    - Probar los nuevos zapatos por la tarde. Los pies se suelen hinchar durante el día y así se evita que el zapato se haga ‘pequeño’.

    - Usar una "huella" en cartón o plástico duro realizada a nuestro hijo de pie y con los dedos estirados, de forma que el contorno dibujado y recortado nos sirva de modelo real en la zapatería. Esa palmilla la meteremos en el zapato y comprobaremos que ajusta correctamente en el interior del zapato.

    - Controlar cada tres o cuatro meses si todos los zapatos incluso sandalias, botas de agua o zapatillas todavía caben al niño.

    - Aceptar el hecho que el niño crece y que los zapatos se tienen que comprar en función de este ritmo. Intentar ahorrar dinero así es desatender la salud de tu hijo.

  • CUIDADO:      ¡ PAPILOMAS !
    CUIDADO: ¡ PAPILOMAS !
    28 de Julio de 2014

    EL RIESGO DE INFECCIÓN EN LOS PIES

    El riesgo de infecciones en los pies, como el PAPILOMA PLANTAR, aumenta en verano, sobre todo en la población infantil, debido al mayor contacto directo que se produce en lugares húmedos con afluencia de población, como las piscinas. Según la Asociación Europea de Podología Integrativa (AEPI). Esta infección, causada por un tipo de virus del papiloma humano (VPH), puede afectar a cualquier edad aunque su incidencia es mayor en niños, sobre todo a partir de los 5 años, adolescentes y adultos jóvenes.

    El VIRUS que ocasiona el papiloma plantar, cuya manifestación clínica es de tipo tumoral benigno, entra a nuestro organismo a través de las células que cubren la superficie de la piel, por lo que es muy contagioso. Pero hay que tener en cuenta que tiene un período de incubación y que en el pie suele aparecer entre los 6 y 18 meses posteriores a la infección.

    Afecta sobre todo a personas con un bajo sistema inmunológico y con capas más finas de la piel, como es el caso de los niños, por eso ellos están más expuestos al contagio, ya que la principal vía es el contacto. Para evitarlo, es importante que no anden descalzos y que usen chanclas y calcetines de latex en aquellos lugares donde hay mayor exposición como las piscinas públicas y las duchas comunes de sitios como los gimnasios.

    Otros factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de un papiloma plantar son las heridas, las situaciones de estrés, la falta de higiene o el calor y la humedad. Se recomienda cuidar la higiene y la alimentación, lo que permitirá también activar las defensas.

    OTROS PROBLEMAS DE LOS PIES EN VERANO

    En verano, los pies son una de las partes del cuerpo más expuestas a distintos tipos de problemas. Un calzado mal adecuado, la falta de hidratación o de higiene pueden provocar la aparición de AMPOLLAS, DUREZAS, CALLOSIDADES o HERIDAS, que en determinadas personas pueden derivar en ABSCESOS y ÚLCERAS.

    El Consejo General de Colegios Oficiales de Podólogos recomienda lavar a diario los pies con un jabón neutro, secárselos bien, aplicar crema hidratante diaria en los talones y en el dorso, así como protección solar, no cortar las durezas o callosidades, usar calcetines de algodón o de hilo para favorecer la transpiración, utilizar un calzado de verano adecuado que no lesione la piel y extremar las precauciones en lugares públicos para evitar el contagio de hongos, virus y bacterias.

    Y ante cualquier duda, acudir al profesional sanitario que sabrá identificar el problema y aplicar la solución más adaptada a él.

  • FASCITIS PLANTAR
    FASCITIS PLANTAR
    24 de Febrero de 2014

    ¿QUÉ ES LA FASCIA PLANTAR?

    La fascia plantar es la envoltura que cubre los músculos cortos de la bóveda del pie, extendiéndose desde los dedos hasta el hueso del talón o calcáneo. Bien por excesiva sobrecarga del músculo o por daño directo sobre los huesos o ligamentos de la planta del pie, se puede originar una inflamación, que se traduce en la temida "fascitis plantar", tristemente de moda entre el amplio número de personas que actualmente se han sumado a la practica de carrera continua y carrera de fondo en nuestros días.

    ¿QUÉ ME ESTÁ PASANDO?

    Cuando se lesiona la fascia, se hace sensible a la palpación toda la bóveda plantar, pero, conforme aumenta la tensión, el dolor se fija cerca del talón y la zona delantera del hueso calcáneo se vuelve muy sensible a la presión, justo donde se inserta el haz fibroso de la fascia. El talón duele al andar y correr, y al ponerse de pie después de estar un rato sentado. También duele cuando se extiende la planta del pie tirando de los dedos hacia nosotros, y después de una prueba o entrenamiento fuerte, cuando nos enfriamos.

    Cuando la lesión se hace crónica, cualquier roce de la zapatilla o el calzado, incluso andando deprisa, despierta el dolor. 

    PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

      - La mejor prevención es incluir en nuestro programa de estiramientos de antepié hacia nosotros durante 20 segundos.

      - Usar varios pares de zapatillas y cambiarlas con asiduidad.

      - Identificar problemas de pisada.

      - En cuanto al tratamiento, deberíamos optar como primera opción por tratamientos combinados de ortopedia específica y fisioterapia, que en más del 90% de los casos hacen remitir la lesión en el plazo de un mes.